Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

El Pentecostalismo

El “Pentecostalismo” empezó en Estados Unidos a finales del siglo XX, y se ha extendido principalmente a Latinoamérica y África. El movimiento pentecostal corresponde al conjunto de iglesias y organizaciones de la cristiandad protestantes que recalcan la doctrina del "bautismo en el Espíritu Santo". Estas también dan un énfasis mayor en los dones espirituales descritos en el Nuevo Testamento, principalmente el “hablar en lenguas y las sanidades milagrosas”. Los términos «pentecostalismo» y «pentecostal» se derivan de la palabra Pentecostés. Una celebración judía también llamada la Fiesta de las Primicias. Para los cristianos, en un momento dado de la historia, este acontecimiento conmemoró el descenso del Espíritu Santo sobre los apóstoles de Jesucristo, dando inicio a la iglesia, como se describe en el capítulo dos del libro de Hechos de los Apóstoles.

El movimiento pentecostal carece de un dirigente mundial debido a las diferentes creencias y opiniones sobre doctrinas, prácticas y liturgia existentes entre sus distintas organizaciones. En el mismo predomina la práctica de los llamados "cultos avivados". En la actualidad, el pentecostalismo tiene cuatro corrientes sobresalientes: el pentecostalismo histórico, el pentecostalismo clásico, el pentecostalismo unicitario y el movimiento carismático o neopentecostalismo.

Las iglesias pentecostales pueden trabajar de forma independiente o estar afiliada a una organización religiosa, de mayor cobertura. Sus ritos, prácticas y costumbres dependen de la corriente tradicional con la cual se identifiquen.

Las iglesias pentecostales se financian a través del pago de diezmos, primicias y donaciones, así como a través de inversiones en la bolsa de valores y diversos negocios como el mercado inmobiliario y el negocio de las telecomunicaciones. Se practica mucho la mercadería en estas iglesias.

El pastor anglicano John Wesley, considerado el padre del metodismo, consideraba que los dones perseguidos por el cristianismo primitivo debían rescatarse y no ser menospreciados. En sus diarios registró diversas historias que "supuestamente" tenían que ver con dones divinos. Este mensaje de las iglesias metodistas marcó una fuerte influencia dentro del movimiento pentecostal. El pentecostalismo reclama poseer esos mismos dones divinos que existian en la era apostólica de la iglesia.

Como parte de la cristiandad, los pentecostales son monoteístas. El sector llamado pentecostales trinitarios creen en la Trinidad, mientras que los pentecostales unicitarios no, pues consideran que Dios es "uno solo" manifestado de muchas maneras, siendo Jesús su última gran manifestación.

 

Ramas del pentecostalismo

El pentecostalismo moderno está conformado por el pentecostalismo histórico, el pentecostalismo clásico, el pentecostalismo unicitario y el movimiento carismático o neopentecostalismo.

1. Pentecostalismo histórico. Empezó a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, principalmente en Estados Unidos, a partir de la agrupación de iglesias protestantes que fueron rechazadas por la importancia que le daban al supuesto don de lenguas. A diferencia de algunos otros grupos pentecostales posteriores, los pentecostalistas históricos creen en la Trinidad.

 

2. Pentecostalismo clásico. Surgió el 1 de enero de 1901 en la ciudad estadounidense de Topeka, Kansas. Sus doctrinas difieren dependiendo de sus organizaciones, pero como los pentecostales históricos, todas ellas creen en la Trinidad. Los pentecostales clásicos son más fundamentalistas pues, entre otras cosas, practican la abstinencia al alcohol, el tabaco y otras drogas. Desaprueban aquellas doctrinas que consideran erróneas, consideran que los creyentes tienen autoridad por sobre aquello que consideran «demoníaco», y desaprueban la homosexualidad y el divorcio.

 

3. Pentecostalismo unicitario. Comenzó en 1913, en un campamento a partir del cual se comenzó a cuestionar la doctrina de la Trinidad y se empezó a desarrollar la doctrina del unitarismo. A partir de aquí, un grupo de iglesias independientes comenzaron a practicar la nueva doctrina del bautismo en agua en el nombre de Jesús, y en 1914 se reunieron en Hot Springs, Arkansas, para fundar lo que luego se llamarían las Asambleas de Dios. En 1916, un grupo de pastores más fundamentalistas se alejaron de las Asambleas de Dios y crearon la Iglesia Pentecostal Unida, a la que seguirían más tarde numerosas otras nuevas organizaciones.

 

4. Movimiento carismático o neopentecostalismo. Surgió en Estados Unidos a fines de los años 1950 a partir de los movimientos religiosos ya existentes, bajo el nombre de «neopentecostalismo». El nombre «movimiento carismático» lo comenzó a utilizar el ministro luterano Harald Bredesen en 1962. Entre sus primeros promotores se encuentran David DuPlessis, ministro de las Asambleas de Dios hasta 1962, y el ministro episcopal Dennis Bennett. Sus esfuerzos están dedicados más a la revitalización y renovación de su liturgia que a la evangelización y la obra misionera. Suelen ser criticados por los movimientos precedentes debido a sus nuevas doctrinas no amparadas en la Biblia, como lo es la búsqueda del dinero y éxito en los negocios, en la denominada teología de la prosperidad. También han sido criticados por sus seminarios y cultos, livianos y superficiales. Dando énfasis a seminarios y charlas de razonamientos psicológicos y feministas, y de poca enseñanza en doctrina bíblica. Se han dado mucho también a proyectarse similarmente a los conciertos musicales y programas televisivos de espectáculos y farándula.