Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

El Protestantismo

El término "Protestante" es utilizado para referirse tanto a los grupos en la cristiandad que se separaron de la Iglesia Católica romana con la Reforma Protestante del siglo XVI, así como a los desarrollos teológicos particulares de los reformadores y las iglesias resultantes de dicho movimiento. El nombre protestantes se comienza a utilizar hacia los partidarios de las ideas luteranas de la Reforma en Alemania a raíz de su protesta y resistencia a los edictos imperiales que intentaban buscar la uniformidad religiosa de Alemania.

La doctrina protestante (a diferencia del catolicismo) gira en torno a la idea de que la Biblia es la única autoridad en materia de fe para la Iglesia y en la necesidad absoluta de la gracia de Dios para la salvación del hombre. En esto (nosotros en la iglesia de Cristo) estamos muy de acuerdo. Pero no porque lo sugiere el movimiento protestante, sino porque así lo establece la Escritura que debe ser (2 Timoteo 3:16-17). Pero el protestantismo luego añade que la salvación es mediante "la sola fe”. En este aspecto es donde comienza nuestro desacuerdo doctrinal con el protestantismo. Si bien la fe es muy necesaria para la salvación, porque así lo expresa la Biblia (Hebreos 11:6), la verdad es que no es "solamente por la fe" que podemos ser salvados en Cristo, porque así también lo expresa la Biblia. Nuestro Señor, después de su resurrección dijo: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo" (Marcos 16:16). También dijo: "No todo el que me dice Señor, Señor entrará en el reino de cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos." (Mateo 7:21); Entonces vemos que Jesucristo no dijo, que solamente por la fe, será salvo una persona. Vemos también la necesidad de ser bautizado conforme al propósito y la voluntad de Dios. Luego aprendemos que es por una fe obediente que llegamos a ser salvados en Cristo. Estos actos deben acompañar a la fe y la fe debe acompañar estos actos. Porque la fe que no obra la voluntad de Dios, es una fe muerta que no puede salvar (Santiago 2:24). Asi que no es por "la sola fe" que una persona puede ser salvada en Cristo.

El protestantismo en algunos de sus sectores "especialmente el calvinismo" también defiende las doctrinas de la “absoluta depravación del hombre”En este aspecto también tenemos desacuerdos doctrinales con el protestantismo. Claramente entendemos que el hombre no es bueno (Marcos 10:18, Romanos 3:10-12), porque así lo enseña la Biblia, pero en su estado natural, separado de Dios, el hombre aún tiene la capacidad de oír y decidir obedecer o no obedecer el Evangelio de salvación de nuestro Señor Jesucristo (Prov. 1:24-25, Mat. 23:37). El protestantismo además, rechaza la autoridad del papa, las indulgencias, el purgatorio, el sacrificio incruento de la misa, la devoción a los santos, la intercesión de María y los santos difuntos, etc. En esto último estamos de acuerdo, porque nada de ello tiene autoridad Escritural.

 

Las 95 tesis de Lutero:

 El 31 de octubre de 1517, Martín Lutero, un fraile católico agustino alemán, publicó las 95 tesis, las cuales, de acuerdo con la historia, clavó en la puerta de la Iglesia del palacio de Wittenberg. Las tesis condenaban la avaricia y el paganismo en la Iglesia Católica como un abuso, y pedían una disputa teológica en lo que las indulgencias podían dar. Sin embargo, en sus tesis no cuestionaba directamente la autoridad del Papa, sino las indulgencias. Lutero criticaba en particular la práctica común por aquel entonces de la venta de indulgencias de la que la Iglesia Católica de León X hizo un uso extensivo para recaudar fondos dedicados a la construcción de la Basílica de San Pedro, algo que consideraba contra las enseñanzas bíblicas, poniendo en duda la capacidad del Papa y la doctrina del purgatorio. Lutero mantuvo que la salvación se garantizaba por “la fe sola”, expresando que las buenas obras y los sacramentos no eran necesarios para ser salvado, tal como lo expresan las Escrituras.

Lutero envió una copia de las tesis a su obispo, el cual las reenvió a Roma. Tras ignorar inicialmente a Lutero, el Papa León X escribió una refutación académica de sus tesis. En ella mantuvo la autoridad papal sobre la Iglesia Católica y condenó cada “desviación de Lutero” como una apostasía. Lutero replicó, iniciándose una controversia que culminó con la excomunión de Lutero por el Papa León X el 3 de enero de 1521 mediante la bula Decet Romanum Pontificem.

 

Existe una gran diversidad de grupos denominacionales en el protestantismo debido a sus diferencias doctrinales. A pesar de las coincidencias originales expresadas principalmente en las “Cinco Solas”, aun en sus orígenes, no se podría hablar de un movimiento sólidamente uniforme en este aspecto. Pero el protestantismo habitualmente se expresa en tres tipos de movimientos o congregaciones:

1. Aquel que se corresponde a iglesias históricas de carácter nacional, como la Iglesia de Inglaterra (anglicanismo) en el Reino Unido y el ámbito de sus excolonias, las iglesias luteranas en Alemania y Escandinavia, y las iglesias calvinistas (reformados y presbiterianos) en Suiza, Holanda y Escocia. Las iglesias metodistas y algunas iglesias bautistas, aunque sin carácter nacional, son agrupadas en este primer tipo.

2. Aquel que se corresponde a iglesias históricas de carácter congregacional, como las iglesias congregacionalistas, las iglesias puritanas, las iglesias anabaptistas (menonitas, hermanos) y la mayoría de iglesias bautistas; o a Iglesias evangélicas, de carácter libre y generalmente calvinistas, aunque anabaptistas. Generalmente se las ha llamado iglesias de la segunda reforma.

3. Aquel que se corresponde a movimientos pentecostales o carismáticos, surgidos de diversas iglesias protestantes o sin continuidad histórica.

 

Conclusión:

Entendemos que a pesar de que pudo haber buena intensión en la acción de Lutero al refutar los abusos del papa y de la Iglesia Católica, la realidad es que Lutero y sus reformadores no intentaron regresar completamente a toda la sana doctrina apostólica según revelada en las Escrituras. Buscaba mas bien reformar solamente algunos aspectos de la misma Iglesia Católica. En ello algunos de sus puntos teológicos, como por ejemplo “la sola fe”, como ya indicamos en lo anterior, la consideramos a la luz de la sana doctrian, como un punto teológico equivocado. Las Iglesias protestantes guardan otros aspectos de las prácticas y doctrinas tradicionales religiosas procedentes del catolicismo, por ejemplo la creencia del "pecado orinal", el "lavatorio de los pies", la celebración de "la navidad" como un evento religioso y otros. Por estas razones, y otras, las iglesias de Cristo no somos parte del movimiento protestante. Intentamos perseverar solamente en la doctrina de Cristo, alejados de las tradiciones religiosas, y de los credos religiosos creados por los líderese religiosos del mundo denominacional. Intentamos perseverar en la doctrina apostólica, así como lo hacía la iglesia original del primer siglo desde su fundación, hace aproximadamente dos mil años. ¿Conoce usted la iglesia más antigua? Le invitamos a conocer la iglesia de Cristo.