Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

header photo

Énfasis en el bautismo bíblico

ESPECIAL ÉNFASIS EN EL BAUTISMO BIBLICO.

Las iglesias de Cristo hacen especial énfasis en la necesidad del bautismo. Sin embargo, ese énfasis no implica una ¨ordenanza eclesiástica impuesta por nosotros ¨, sino más bien un mandamiento de Cristo mismo. Él incluyó el acto del bautismo cuando habló de la salvación. Aunque muchas personas religiosas no lo comprendan, la realidad es que queda claramente registrado en el Nuevo Testamento que el bautismo es un acto esencial para nuestra salvación (Marcos 16:16; Juan 3:5, Hechos 2:38; Hechos 22:16, 1Pedro 3:21).

Nosotros no practicamos el bautismo de infantes porque el Nuevo Testamento nos enseña que el bautismo es solamente para todo aquel pecador que, creyendo el evangelio y arrepentido de sus pecados, se vuelve al Señor por fe en su poder salvador. La forma de bautismo practicada en las iglesias de Cristo es la inmersión. La palabra griega de la cual deriva nuestra palabra bautismo quiere decir ¨ sumergir, zambullirse ¨. Y las Escrituras siempre hacen referencia al bautismo como una sepultura (Hechos 8:35-39; Romanos 6:3-4; Colosenses 2:12).

El bautismo es muy importante porque el Nuevo Testamento establece la siguiente diversidad de propósitos para los cuales se hace el mismo:

1) Se hace para entrar al reino de Dios (Juan 3:5)

2) Se hace para entrar en contacto con la sangre de Cristo (Romanos 3:3-4)

3) Se hace para que uno sea revestido de Cristo (Gálatas 3:27)

4) Se hace para salvación (Marcos 16:16; 1° Pedro 3:21)

5) Se hace para perdón de pecados y recibir el don del Espíritu Santo (Hechos 2:38)

6) Se hace para que uno sea lavado de sus pecados (Hechos 22:16)

7) Se hace para que uno pueda pertenecer a la iglesia (1° Corintios 12:13; Efesios 1:23)

 

Puesto que Cristo murió por los pecados de la humanidad entera, y su invitación a participar en su gracia salvadora es universal (Hechos 10:34-35; Apocalipsis 22:17), nosotros no creemos en la predestinación selectiva e individual para salvación o condenación de nadie. Mas bien creemos que toda la raza humana fue predestinada a poder recibir la oportunidad de salvación, pero depende de la persona si decide obedecer al llamdo de la misma.

Algunos, haciendo uso de su libre voluntad, aceptarán la fe de Cristo, le obedecerán y serán salvos. Otros en cambio la rechazarán y se condenarán (Marcos 16:16). Estos últimos no se habrán perdido porque hayan sido marcados arbitrariamente de antemano para su condenación, sino porque esa fue su decisión personal. En cualquier lugar del mundo que se encuentre usted ahora, esperamos que su decisión sea la de recibir la salvación que Cristo le ofrece, por fe en su poder salvador, se entregue en obediencia a él, y se convierta usted en un fiel miembro de la iglesia de su Señor. ¨ Os saludan todas las iglesias de Cristo ¨ Romanos 16:16