Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

header photo

Este Sitio Web

Algunas partes de este sitio aún estan bajo construcción. . . Continúe visitándonos !

En este portal usted encontrará información que le puede ser útil para adquirir un sano conocimiento de lo que verdaderamente significa ser un cristiano y discípulo de nuestro Señor Jesucristo, además de las cualidades distintivas de su iglesia.

Nos esforzamos por exponer material que haya sido cuidadosamente clasificado, seleccionado, investigado y filtrado a través de la sana doctrina apóstolica, según la tenemos registrada en la Biblia. Nuestro trabajo es producto de investigaciones de información expuesta por varios autores en otros medios. En libros, artículos, ensayos, tésis y otros, así también como exposiciones de nuestra propia autoría.

Estamos convencidos que existe mucho material y obras de buena calidad realizado en otros lugares, por personas muy capacitadas, de los cuales podemos muy bien aprender en su totalidad o parcialmente, para desarrollar nuestro sano crecimiento en la doctrina de Cristo.

Pero no debemos ignorar que también existe mucho material publicado que no es conforme al sano conocimiento de Cristo. Así también hay muchos errores combinados con medias verdades, los cuales debemos identificar, evitar y señalar con toda vehemencia, porque ponen en serio peligro la salvación de las almas de muchas personas.

Advertencia:  Nunca alguien es completamente original en lo que conoce y lo que expresa, pues nada hay nuevo debajo del sol. Todos hemos sido influenciados por otras personas de muchas y diferentes formas y maneras. Nuestro Señor Jesucristo es el único autor original de toda verdad. No así los hombres. En relación a esto, No por el hecho que hayamos sustraído o utilizado en alguna ocasión o en alguna manera la información de otro autor de cualquier otro medio, ello signifique que estamos necesariamente de acuerdo y en concordia con todo su pensamiento, filosofía o doctrina. ¡No! . . En esto hacemos eco citando a nuestro hermano el apóstol Pablo cuando dijo:

 "No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno." (1 Tesalonicenses 5:19-21)