Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

Las Oraciones a los Santos

Otra práctica del catolicismo es orar a Dios mediante María y los santos. El razonamiento detrás de esta práctica siempre me parecía lógico. Ya que los santos están en los cielos y son amigos de Dios, me sentía más cómodo hablarles a ellos en mis oraciones, que rezar directamente a Dios Todopoderoso. Seguramente Dios escucharía con más atención a los santos si ellos le rezaban a Él por mí. Rezarle a María como mediadora resultaría aún mejor. Jesús ciertamente escucharía a su madre, de la misma forma que la escuchó en las Bodas de Caná. Rezarle a María y a los santos me parecía el mejor acceso, y el más humilde, al trono de Dios.

Como lo hemos hecho con las otras doctrinas católicas, también ahora escudriñemos la Palabra de Dios para encontrar la verdad y confrontar tal razonamiento. Exodo 34.14 declara: "Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es". El Dios nuestro desea nuestra adoración para sí mismo (Juan 4.23). Considere las siguientes Escrituras en vista de la doctrina de la intercesión de los santos como es enseñada en la Iglesia Católica:

I Timoteo 2.5: "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre..."

Hebreos 9.l5: "Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto..."

Juan 14.6: "Yo soy el camino... nadie viene al Padre, sino por mí".

Romanos 5.1,2: "... por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe en esta gracia en la cual estamos firmes..."

Romanos 8.34: "Cristo es el que murió... el que también intercede por nosotros".

Hechos 4.12: "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos".

De hecho, el comunicarse con los muertos (lo cual incluye a los santos canonizados católicos) es prohibido por las Escrituras (Deuteronomio 18.9-12; Exodo 22.18; Levítico 20.6). En Isaías 8.19 leemos, "¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por vivos?"

¿Cree usted que Jesús, quien nos amó tanto como para haber muerto en agonía en la cruz, es inaccesible cuando oramos? ¿Será Jesús incapaz de compadecerse de nosotros habiendo vivido y experimentado nuestra proia naturaleza humana?

Hebreos 2.17: "Por la cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote..."

Hebreos 4.15: "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades..."

Una vez más, la Biblia es clara: "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2.5).