Menu

La Palabra Vivida

Ministerio de estudio Bíblico afiliado a las iglesias de Cristo. . .

María la madre de Jesús

Una persona importante en la vida de todo Católico es María. La Iglesia Católica enseña que María, al igual que Jesús, fue inmaculada y perfecta durante toda su vida. Compare esta enseñanza con las Escrituras que siguen:

Romanos 3.10: "... No hay justo, ni aun uno". (Se refiere a todo ser humano, incluye a María)

Romanos 3.23: "…por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios...". (Se refiere a todo ser humano, incluye a María)

En su ministerio terrenal, Jesús no promueve ni permite la exaltación de María:

1) Aun Jesús dijo en Mateo 11.11, "... Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista" (Al igual que todo ser humano, María fue nacida de una mujer). Jesús continuó: "pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él".

2) En Lucas 11.27-28, se nos dice de una mujer que levantó su voz y dijo a Jesús: "... Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste". (Fue un obvio y claro intento de exaltar de forma especial y privilegiada a María) Pero Jesús discierne sabiamente el asunto e inmediatamente le corrige y le responde: "... Antes, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan". Entonces Jesús nos enseña que el hecho de que una mujer haya sido escogida entre las demás para que Él pudiera nacer como Hombre en este mundo, no es un asunto de privilegio especial, ni de exaltación sobre los demás, ni para tomar venerablemente en el culto y la adoración a Dios. Jesús nunca lo promovió, ni lo enfatizó, ni lo permitió así.

3) En otra ocasión Jesús predicaba a sus seguidores y mientras el aún hablaba a la gente, dice el texto que alguien le dijo que al lugar había llegado su madre y sus hermanos que le esperaban afuera y querían hablar con él. Jesús le respondió: “¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquél que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.” (Mateo 12:46-50). Nuevamente Jesús evita y no promueve la exaltación de su madre ni la de su familia carnal.

Otra enseñanza de la Iglesia Católica respecto a María es la de su virginidad perpetua. La Biblia enfáticamente enseña que Jesús fue nacido de una virgen, de eso no hay discusión, fue una profecía cumplida (Isaías 7:14). Pero, ¿qué habrá sucedido después del nacimiento de Cristo? Lucas registra en su capítulo 2, versículo 7 que Jesús era "el hijo primogénito" de María. ¿No implica esto (primogénito) que María tuvo más hijos de los cuales Jesús fue el primero? Debe notarse que Lucas escribió este pasaje mucho después de la muerte de Cristo, y por eso, él sabía, al igual que muchos otros (incluyendo sus apóstoles) que Jesús no era el único hijo de María. Además, Mateo 1:25 dice que José no tuvo relación íntima con María "hasta" que esta "dio a luz a su hijo primogénito". ¿Qué implica la palabra "hasta"? ¿No es obvio su significado? otras Escrituras corroboran esto:

a. Mateo 12.46: "... su madre y sus hermanos estaban afuera..."

b. Mateo 13.55,56: "No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?..."

c. Gálatas 1.19: "... Jacobo el hermano del Señor".

d. Juan 7.3: "Y le dijeron sus hermanos..."

e. Juan 7.5: "Porque ni aun sus hermanos creían en él".

En el profético Salmo 69, (refiriendose a Jesús) el salmista dice en el versículo 8: "Extraño he sido para mis hermanos, y desconocido para los hijos de mi madre". El mismo Salmo profetiza que la madre de Jesús tendría más hijos.

¿Resulta acaso inconcebible que María y José hubieran tenido una relación conyugal de intimidad sexual normal después del nacimiento de Jesús? ¿Por qué? ¿A caso no estableció Dios la intimidad sexual exclusivamente para el matrimonio? (Génesis 2.24)

Lo anterior explica por qué también toda la Escritura guarda total silencio y no menciona absolutamente nada respecto a las doctrinas Católicas de la Inmaculada Concepción de María, y la Asunción de María. Sin embargo comprendemos, que la ausencia de tales enseñanzas en las Escrituras en ninguna manera reduce la importancia de María, sino que le brinda un lugar apropiado de honor como fiel servidora de Dios, de la misma forma que lo recibe cualquier persona que obedece la palabra de Dios, (Lucas 11:28).

María fue la madre de Jesús, únicamente en su naturaleza de hombre como el "Hijo del Hombre", más nunca fue su madre en Su naturaleza  divina como el "Hijo de Dios". Por esa razón, ella no puede ser considerada como madre de Dios. Pues ella nunca engendró a Dios, ella no es primera ni mayor que Dios, ella es criatura de Dios, al igual que todos los seres humanos.